Clases dinámicas para jóvenes

Te garantizamos:

Usamos el formato de los exámenes de Cambridge como guía ya que se centra individual y colectivamente en todas las destrezas de la lengua inglesa (el habla, escucha, lectura y escritura) llegando a dar unos resultados excelentes.

Pero no nos quedamos ahí. Las clases se imparten de la forma más dinámica y divertida posible haciendo uso de juegos, trabalenguas o puzles en cuanto se tiene la oportunidad.

¡Aprender no tiene que ser un rollo!

Una metodología basada en el dinamismo

Cada alumno en su nivel

Priorizamos el nivel del alumno antes que su edad. Por ello aseguramos que cada clase esté formada por jóvenes del mismo nivel proporcionando también la posibilidad de subir tantos niveles como sea necesario por curso. Cada joven tiene su propio ritmo y respondemos a ello. Nuestros alumnos son rigurosamente analizados y se les realiza un seguimiento en el proceso de su evolución lingüística. Si el alumno muestra un conocimiento mayor de forma continua en las respuestas proporcionadas en clase es muy posible que haya que subirlo de nivel y para ello se le hará una prueba que lo confirme.

Un máximo de 8 alumnos por clase

Para que cada alumno reciba la atención adecuada Canterbury limita el aforo a 8 alumnos por clase.

Clases de Apoyo

Nuestras clases de apoyo te ofrecen la oportunidad de remontar en las destrezas de las que cojees. Es importante comprender que estas clases son orientadas a resolver un problema a corto plazo. Pueden ser útiles también para cuando se presentan dificultades en un examen, pero no se debe utilizar este método a largo plazo ya que no será igual de eficaz. 

¡Solo se habla inglés!

Solo hay una regla: Según se entra por la puerta del aula tanto el alumno como el profesor solo podrán hablar en inglés, de esta manera se estimula la escucha y el habla de una forma excepcional. Si tienes algo que decir ¡Ingéniatelas para expresarlo en inglés!